domingo, 19 de diciembre de 2010

Feliz Navidad!

A pesar de tener demasiado trabajo, muy pocas ganas de hablar de mi. Mi puñetera vida, todos los que me leéis desde hace años sabéis que cuando llegan estas fechas la melancolía de apodera de mi. Me recuerda cada día las cosas malas de los últimos 12 meses del año. Me recuerda lo mal o bien que me ha ido todo. En este caso estoy deseando que se termine el 2010, que en mi caso no ha sido precisamente un año 10.

No sé en qué se me ha ido este último año.. De repente el calendario dice que ya es Diciembre, y yo me pregunto en qué torpes esquinas dio la vuelta el aire, y se llevó lo que eran días y páginas en blanco que han quedado por escribir..

Y no es tristeza aquello que sientes.. ya ni siquiera sabes ponerle un nombre, porque a veces ponerle nombre a los sentimientos es una tarea demasiado ardua, incluso dolorosa..

¿Frustración?..¿Rabia?.. ¿Impotencia?

Intuyo que el año que se avecina será un año de cambios...

Hace unos meses, esa sensación me hubiese provocado miedo (atroz). Sin embargo algo me dice que esos cambios van a ser buenos.. Sean los que sean, vengan los que vengan.. Supongo que era demasiado arriesgado seguir confiando (a ciegas) en los demás..

No voy a cargar contra aquellos hombres que me han demostrado que no son en realidad todo eso que proclamaban a los cuatro vientos.. Los mismos vientos que se los han llevado en cuanto me despisté un solo instante. No voy a buscar culpables porque yo también he pecado de ingenuidad. Sólo sé que ha llegado la hora de reciclar esas tiritas que utilizo para sonreír, y olvidar esas historias que me invento cada día para llorar..

Intuyo que estoy preparada..

Y a pesar de todo la vida sigue, y nosotros con ella.. poco importa cuál sea la etapa, momento, instante que estemos viviendo. Quizá el próximo año llegue ese que tanto buscamos.. Ese instante mágico en que la esperanza y la ilusión, que alguna vez creíste perdida, se cuele por tu ventana y te llene de ansias por continuar; porque quizás pronto tu vida se convierta en esa maravillosa realidad que algún día creíste pudiera ser..

Estoy harta de mis cosas, de las buenas y de las malas. En este último año casi todo lo que me he propuesto me ha salido mal. La gente no entendía mis intenciones o yo no entendía las suyas. Lo único que sé es que un año más no he cumplido nada de lo prometido. Todo este año has rondado por mi mente, no soy capaz de pasar página. Ahora en estas fecha de felicidad tan fingida tengo que aguantarte en la cena de noche buena y darme el puto regalo de Papa Noel, como si nada pasará entre nosotros. Como si el amor nunca se hubiera apoderado de nosotros años atrás.

Por otra parte me siento como la oveja negra, parece que solo causo problemas a los que me rodean. HARTA , quiero hacer lo que me venga en gana.

Os deseo felices fiesta mis amores, que terminéis el año con mucho love. Y sobretodo que olvidemos todo lo malo…

Mucho Love.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada